Asimov y la superpoblación


(DM)

En 1969, Isaac Asimov publicó su primer artículo hablando de un problema todavía hoy pendiente de un debate mundial: la superpoblación. En aquel momento, la población mundial era de 3.500 millones de habitantes humanos, pero, menos de 40 años después, esa cifra ya se había duplicado.

Isaac Asimov, científico, divulgador y autor de ciencia-ficción.

Cuando el presidente Carter tomaba posesión de su cargo, en 1977, Asimov le dirigió una carta abierta con ésas y otras ideas. Venía a decir, de manera razonada y documentada, que el aumento ilimitado de la población del planeta es el factor que está en la base, y cada vez más, de conflictos, hambres y guerras por la posesión y usufructo de tierras, aguas, petróleo y otros recursos, limitados, de la Tierra. Analizaba las posibilidades de energías alternativas para el futuro y concluía que nunca, aunque funcionasen todas perfectamente, darían resultados ilimitados, mientras que el aumento de población sí lo es. Añadía que sólo una nación no superpoblada podrá resolver sus problemas. Y que todo avance, toda tecnología al servicio de todos –como debe ser– llega a un punto en que recibe más problemas de los que puede resolver. En la antigüedad, los gobiernos promovían la procreación masiva por dos razones: mano de obra barata para la clase dominante, y masa militar para las guerras. Dos cosas dignas de un replanteamiento que, en conjunto, la Humanidad no hace sino aplazar.

En ése y otros textos, Asimov hizo el siguiente cálculo: si los habitantes de la Tierra se duplican cada 47 años, suponiendo que todas las estrellas del Universo tuvieran 10 planetas habitables, para el año 6170 los habríamos llenado todos con una densidad de población igual a la de Manhattan.

Foto portada: La superpoblación ¿algo más que una fantasía apocalíptica?


Algunas novelas de ciencia-ficción sobre superpoblación:

Bilenio”, de J.G.Ballard. Cuatro metros cuadrados por persona, reducidos luego a tres.

Mercaderes del espacio”, de F. Pohl y Ciryl Kornblut. Los peldaños de las escaleras públicas se alquilan como espacios donde dormir.

·”El mundo interior”, de Robert Silverberg. Bloques de edificios de mil pisos de altura.

A torrent of faces”, de James Blish y Norman Knigth. Población total = un billón de personas apretujadas en 100.000 ciudades de 10 millones cada una.

Todos sobre Zanzíbar”, de John Brunner. Los animales aumentan su agresividad proporcionalmente a la disminución de espacio disponible. En los humanos, pasará eso también. O está pasando ya.

Irish Rose”, de Patrick Wyatt. La raza blanca se autoesteriliza, dejando a las demás la responsabilidad de heredar la Tierra.

¡Hagan sitio!”, de Harry Harrison. En ella se basa la película “Soylent green” (“Cuando el destino nos alcance”) dirigida por Richard Fleischer en 1973. El agua, racionada, la carne ha desaparecido, la gente come unas pastillas sin saber lo que contienen. Pero terminan averiguándolo. 

Fotograma de la película “Soylent Green” (“Cuando el futuro nos alcance”)


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies