MÉXICO. Científicos de la UNAM desarrollan un nuevo método para producir antibióticos


 

Juventino García Alejandre, profesor de la Facultad de Química de la UNAM. (Foto: UNAM)

Juventino García Alejandre, profesor de la Facultad de Química de la UNAM. (Foto: UNAM)


 

Un grupo de compuestos químicos llamados imidazoles, ampliamente utilizados para combatir alergias, hongos e hipertensión arterial, ahora pueden producirse mediante una ruta más barata, eficiente y limpia gracias a un nuevo método desarrollado y patentado por Juventino García Alejandre, profesor de la Facultad de Química (FQ) de la UNAM. Los imidazoles son compuestos que tienen una forma de pentágono, con dos nitrógenos y tres carbonos. “Esa estructura básica puede modificarse con el uso de diferentes sustituyentes”, detalló.

Su estructura pentagonal está presente en muchos medicamentos, por ello, los imidazoles son de gran interés farmacéutico. “De los que nosotros preparamos, al menos uno se usa como antimicótico, pero la diferencia es que nosotros hacemos ese mismo mediante una nueva reacción y en un solo paso, a partir de materias primas, como el níquel, que son baratas”, explicó.

La química verde es una tendencia mundial que impulsa procesos más eficientes con menos residuos contaminantes (Foto: UNAM)

La química verde es una tendencia mundial que impulsa procesos más eficientes con menos residuos contaminantes (Foto: UNAM)

Para hacer la preparación convencional se emplea una metodología química conocida, que resulta cara, contaminante y poco eficiente, afirma. “Nosotros llevamos a cabo un proceso más eficiente y de alto rendimiento. Más que el resultado, lo que cambiamos fue el camino, llegamos al imidazol en un solo paso”, añadió

Esta ruta para lograr el antibiótico se inscribe en la química verde, pues genera pocos residuos. “Usamos nitrilos, que son contaminantes, pero los transformamos y los convertimos en fármacos de uso conocido. Prácticamente no afectamos el ambiente, pues no se origina residuo mayor y todos los átomos que usamos en la reacción forman parte de los productos, así que es un proceso de economía atómica”. (UNAM/DICYT)