Cómo ahorrar agua en la sequía


Uno de los efectos colaterales del cambio climático es la intensa sequía, que afecta especialmente a España por ser un país eminentemente agrícola y turístico

Cada año, el cambio climático bate nuevos récords, con graves consecuencias sobre el planeta Tierra. Una de ellas es la sequía, inherente al mismo, que a su vez puede provocar importantes conflictos sociales, tales como, pérdidas de cosechas, hambrunas, desplazamientos de millones de personas, problemas de salud… Aquí te indicaremos cómo reducir tu consumo de agua, no solo con las clásicas medidas, sino modificando tus hábitos de consumo y estilos de vida, ya que cada objeto cotidiano o alimento tiene una huella hídrica importante, quedando en tus manos el consumirlo o no.

CAYETANO GUTIÉRREZ PÉREZ.
Catedrático de Física y Química, divulgador científico, escritor, y conferenciante. (disfrutalaciencia@ono.com, @disfrutalacienc)


A nivel mundial, la agricultura consume el 70 % del agua dulce, según la ONU. En España, el consumo de agua por sectores, en 2005 (apenas ha variado desde esa fecha) era el siguiente: Agricultura: 75%, Hogares: 12%, Servicios: 3%, Industria: 10%.

Agua virtual o huella hídrica

El consumo de agua para la producción de los productos cotidianos es elevado. Se define Agua virtual o huella hídrica como la cantidad de agua necesaria para la producción de alimentos y la elaboración de los productos que requieren un proceso industrial. Así, el agua virtual necesaria para producir algunos alimentos y vestidos, según World Resources Institute, y la FAO (Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) es la siguiente:

Según el informe Water Footprints of Nations, de Chapagain y Hoekstra, de 2004, producir un kg de los siguientes productos necesita:

PRINCIPALES MEDIDAS PARA AHORRAR AGUA

En la cocina:

• Si friegas los platos a mano, no lo hagas con el grifo abierto. Utiliza un fregador para enjabonar y otro para aclarar. Si no tienes dos fregadores, use un barreño.

• Emplea reductores de caudales para los grifos, que mezclan aire con agua y reducen el consumo de agua de un 40 % a un 60 % y son muy baratos.

• No descongeles los alimentos bajo el agua. Saca el alimento del congelador para consumirlo al día siguiente, descongelándolo en el frigorífico en vez de sacarlo al exterior.

Cuando le sobre aceite (de freír, de latas de atún…) no lo viertas al fregadero, ni al WC. Recógelo, una vez frío, en un bote de plástico cerrado y llévalo a un ecoparque o contenedor de aceites

• Cuando te sobre aceite (de freír, de latas de atún…) no lo viertas por el fregadero, ni en el WC, porque resulta muy costosa y difícil su depuración. Recógelo en un bote de plástico y llévalo al contenedor de aceites (naranja) o al ecoparque (1 litro de aceite contamina 100.000 litros de agua).

En el baño:

• Dúchate en vez de bañarte, ya que requiere la cuarta parte de agua y energía que un baño. La media de una ducha es de unos 7 minutos y consume unos 8 litros de agua por minuto. Mantén la ducha abierta solo el tiempo indispensable, cerrándola cuando te enjabones.

En la ducha diaria consumimos 56 litros de agua.
¡Ahorrando agua, ganamos todos!

• Coloca un atomizador en la ducha. Es un pequeño “truco” que, al agregar aire al agua, da la impresión de aumentar el chorro, con menor cantidad de agua.

• Instala grifos monomando que están diseñados para evitar que goteen.

• Repara los grifos que gotean. Una gota por segundo se convierte en 30 litros al día.

• Revisa tu cisterna por si pierde agua. Reduce el volumen de agua de las cisternas (bajando la boya o introduciendo botellas llenas de agua o piedras) de forma que manteniéndose la capacidad limpiadora se ahorre agua. Si tienes inodoro con dos descargas (la mitad de la cisterna o entera), emplea siempre que puedas la opción ½ descarga.

• No dejes el grifo abierto mientras te cepillas los dientes o te afeitas.

GASTAMOS LA MISMA AGUA EN LAVARNOS LOS DIENTES (10 L) QUE UN HABITANTE DEL TERCER MUNDO EN TODO EL DÍA

• No utilices el inodoro como papelera evitando tirar colillas, tampones, medicinas…, porque así facilitarás la depuración de las aguas residuales, además puede atrancar las tuberías.

En las tareas domésticas y jardín:

• No laves la ropa que no esté sucia. Una vez usada, si no está sucia, oréala, cepíllala, plánchala si es necesario, y guárdala en el armario.

• Utiliza la escoba en lugar de la manguera para limpiar patios y terrazas.

• Riega el jardín al amanecer o al anochecer, cuando el agua tarda más en evaporarse.

• Recuerda que la mayoría de los jardines reciben más agua de la que necesitan.

• Planta especies autóctonas, que requieren menos cuidados y menos agua.

Gasto de agua según actividad doméstica (sin cerrar el grifo)

¿Cómo detectar fugas de agua en el hogar, empresa, o centro escolar?

Aprovecharemos unas fechas en que no vayamos a estar (fin de semana, puente, vacaciones…). Tomaremos nota de la lectura del contador de agua al irnos, y al regresar. Si la lectura inicial y final son idénticas no hay fugas de agua; pero si son diferentes, hay pérdida de agua, con un gasto innecesario y un perjuicio ambiental. Para ello, contactaremos con la empresa suministradora de agua, quien nos dará información para solucionarlo.

Conclusión

Debemos insistir en la idea de que paliar el cambio climático y ahorrar agua es tarea de todos, y ciudadanos y políticos, deberíamos caminar en la misma dirección para solventar el problema de la sequía que se irá agravando con el cambio climático y que en algunas regiones, como el Levante español, tendrá especial relevancia, como estamos viendo. Y es que como ciudadanos responsables debemos ser conscientes de que el cambio climático afectará a todos, sin excepción, a los que toman medidas para paliarlo y a los que no, a los países más cuidadosos con el medio ambiente y a los que no lo son, porque una característica genuina del cambio climático es su efecto transfronteras, al igual que la contaminación, y aunque un país tome muchas medidas para paliarlo, puede sufrir las consecuencias negativas del cambio climático que provoque otro país alejado que no las tome, de lo que se desprende la urgente necesidad de la solidaridad internacional en la lucha contra el cambio climático.


Algunas referencias bibliográficas:

•Gutiérrez Pérez, C. y Gutiérrez Cánovas, C., 2009, “La actuación frente al cambio climático”, Universidad de Murcia y Consejería de Educación C. A. Región de Murcia.

•Gutiérrez Pérez, C., 2017, “¿Qué puedo hacer, como ciudadano, para frenar el cambio climático?“, Revista “Adelantos Digital”, 7-9-2017.