Schiller, el poeta de Europa


El 9 de Mayo de 1805 murió, a los 46 años, el poeta alemán Friedrich Von Schiller, que es, de hecho, el letrista del himno europeo, el célebre “Himno a la alegría”, con música de Beethoven.

Schiller era hijo de un modesto cirujano del ejército y se educó en una escuela militar de la que escapó para vagar por toda Alemania. Amante de la justicia y la libertad, tumultuoso y revolucionario en su juventud, luego fue profesor de Historia en Jena, y terminó estableciéndose en Weimar, donde murió.

Se le considera el más grande autor dramático de su tiempo, con obras sobre episodios o personajes históricos, como Guillermo Tell, María Estuardo, Juana de Arco o el príncipe Carlos, hijo de Felipe II.

Entre sus poemas, el más universalmente traducido y conocido es la oda “An die Freude”, conocida entre nosotros como “Himno a la alegría”, un texto incorporado por Beethoven al último movimiento de su Novena Sinfonía, con cuya música está definitivamente asociado ya.

Herbert Von Karajan realizó tres arreglos instrumentales para piano solo, viento y orquesta sinfónica, a petición del Consejo de Europa, que, en 1972, lo adoptó como insignia musical del mismo. La Comunidad Europea utiliza la Oda de Shiller con la melodía de Beethoven como himno oficial desde 1986.

Hoy es, además, el Día de Europa: el 9 de Mayo de 1950, el ministro de Exteriores francés, Robert Schumann, hizo una propuesta para la creación de una institución europea supranacional. Se la conoce como “Declaración Schumann” y está considerada el germen de la Unión Europea. (Ad)

Foto portada: Schiller en un antiguo billete de diez marcos.