“He encontrado hasta un sostén en el vientre de un delfín”


ANTONIO FERNÁNDEZ RODRÍGUEZ es Catedrático de Anatomía Patológica Veterinaria en la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria; dirige el Instituto Universitario de Sanidad Animal y Seguridad Alimentaria (IUSA) y preside el Grupo Científico Mundial sobre mortalidad de Ballenas y Delfines. Es miembro fundador de la Sociedad Europea de Patólogos Veterinarios y forma parte de los Comités Científicos de Reservas Mundiales de la Biosfera (Unesco). Lidera un grupo de investigadores que conforman actualmente uno de los centros con mayor prestigio en el diagnóstico de causas de varamiento y muerte de los cetáceos, tanto en Canarias como en diferentes partes del mundo. Es uno de los primeros cinco españoles en ser Diplomado Europeo en Anatomía Patológica Veterinaria. Experto y líder de grupo en la Comisión Ballenera Internacional, está considerado internacionalmente entre los mayores expertos del mundo en salud de los cetáceos.

Antonio Jesús Fernández Rodríguez.


Adelantos ¿De qué han muerto, generalmente, los cetáceos que pasan por su mesa de disección?

Antonio Fernández -En las Islas Canarias, uno de cada tres cetáceos mueren por causas derivadas de la actividad humana (interacción con pesca, colisión con embarcación, etc.) y el resto son causas naturales, como infecciones, traumas entre cetáceos, cáncer, etc. Aunque no es la causa más importante en Canarias, las pesquerías siguen siendo la causa más frecuente de muertes en el mundo, con cientos de miles de muertes anuales.

-¿Qué encuentra uds en sus vientres que no debería estar ahí?

-Pues normalmente se puede encontrar algo de contenido alimenticio, como picos de calamares o restos de peces. Pero con frecuencia se encuentran cuerpos extraños, fundamentalmente de plástico de diferente tamaño.

“Los plásticos pueden ser causa directa de muerte, o ir acumulando su efecto tóxico en el organismo”

Estómago de un calderón gris. Se hallaron en él cuerdas y restos de plástico de origen no determinado.

-¿Qué efectos produce el plástico en estos animales?

-En general, los animales que varan llevan tiempo enfermos y pueden ingerir cuerpos extraños (plásticos) cerca de la orilla, al confundir en muchos casos plásticos con alimento. Pero hay casos en los que los animales ingieren plásticos de gran tamaño, o muchos, lo que les puede producir una obstrucción que les puede llevar a la muerte. Esto no es infrecuente. De ahí que se deba diferenciar entre los plásticos como causa física de la muerte de estos animales, o plásticos y sus productos que actúan como tóxicos en el organismo de animal, y que pueden ir acumulándose y afectando sus sistema inmunológico y endocrinológico. Lo que puede llevar a inmunodeprimirlos y acabar perjudicando su reproducción.

                                     “La cantidad de plásticos en cetáceos va en aumento”

-¿Qué es lo más sorprendente que ha encontrado en esas disecciones?

-Hemos encontrado muchos objetos de plástico de diferente tamaño. En un caso, en un delfín, algo tan llamativo como un sujetador de mujer.

Estómago de un delfín moteado del Atlántico. Presentaba una grave impactación por plástico que impedía el tránsito gastrointestinal. En la imagen, se aprecian plásticos teñidos de color negro que han adquirido ese color debido a la sangre digerida.

Ud. lleva años haciendo esas autopsias.¿Ha detectado pautas, tendencias….?.

-Siempre hemos encontrado cuerpos extraños en cetáceos varados, pero es verdad que el número y cantidad de plásticos en cetáceos va en aumento, al mismo tiempo que la detección de plásticos en el mar.

“Aquí ya no hay varamientos masivos de zifios desde que se prohibieron los sónares antisubmarinos en maniobras militares”

Estómago de un delfín mular (recuadro superior derecho). Tras la apertura, se halló dentro un sujetador femenino completo.

-Ha sido ud. profesor en Universidades americanas y alemanas. ¿Qué les diferencia a ellos en el abordaje de esta problemática?

-Mi especialidad es la Patología Veterinaria tanto en especies terrestres como marinas. Mi paso por la Universidad de Hannover en Alemania o la de Cornell, en USA, me sirvieron para mejorar mi conocimiento y técnicas, que a su vez han servido para que hoy podamos ser una referencia internacional en la Patología de Cetáceos y hacer de la Facultad de Veterinaria de Las Palmas un referente entre las facultades europeas.

Calderón gris que había ingerido plásticos y un cabo, y murió como consecuencia de esos cuerpos extraños en su organismo.

-Sus investigaciones sobre varamientos, y sobre zifios en particular, dieron dieron lugar a que se prohibiera el uso del sónar en maniobras militares en Europa y partes de EEUU. ¿Con qué resultados hasta ahora?

-Hay referencias de varamiento masivo de cetáceos desde hace cientos de años. De ahí que no podamos siempre atribuir el varamiento actividades humanas. Nosotros sí hemos demostrado que la utilización de sonares activos de alta intensidad durante maniobras militares si es la causa del varamiento y muerte de zifios (una familia de cetáceos con hábitos profundos).

Nuestras investigaciones publicadas en Nature ayudaron científicamente para establecer la moratoria antisonar en las islas Canarias desde 2004. Lo que ha servido y sirve de referencia para propuestas en otras zonas como en USA. Ya no hay varamientos masivos de zifios desde que se prohibieron la maniobras militares con sonar antisubmarino, en 2004.

“Las causas del varamiento masivo de cetáceos son, muchas veces, un misterio”

Delfín mular con baja condición corporal que había ingerido el sujetador de la foto anterior.

-Una investigación del CSIC en el Mediterráneo ha constatado que estamos ya ingiriendo nanopartículas de plástico, presentes en bivalvos, sin que sepamos todavía mucho de sus efectos…

-La realidad es que los microplásticos entran en cadena alimentaria de los diferentes animales y si estos son ingeridos por los humanos como alimentos, pues pueden ejercer el mismo efecto perjudicial en humanos. Existen trabajos que indican que el año 2050 habrá más plásticos en el mar que peces. Para asustarse.

-Ud. ha investigado varamientos y muertes de cetáceos en el Támesis,Taiwan, Golfo Pérsico, Bahamas, Turquía, Azores, Italia, Grecia, Perú, Chile… ¿Qué ha encontrado de común y qué de distinto en esas casuísticas?

-No hay causas comunes en los casos en los que hemos participado. Las causas del varamiento masivo de cetáceos siguen siendo en muchos casos un misterio. Por nuestra parte, lo que si hemos podido identificar como relación causa-efecto segura es la relación existente entre el sonar antisubmarino y los zifios. Igualmente hemos podido demostrar la mortandad por interacción con la pesca y la aparición de numerosos delfines muertos en la costa. Pero aún están por demostrarse las causas que han provocado el varamiento en otros casos.  Pero, como resumen, es fundamental que estas investigaciones incorporen a especialistas en Patología Veterinaria en animales marinos; ahí es donde está nuestra fortaleza, ya que no siempre las investigaciones incorporan este tipo de especialistas.

“En Canarias, debería crearse un santuario que ayude a la protección de la fauna marina”

Unas 20 bolsas de plástico, ya desplegadas, encontradas en el estómago (recuadro superior derecho) de un delfín moteado del Atlántico, las cuales impedían el tránsito intestinal.

-¿Qué podrían hacer nuestras autoridades y no hacen?

-En mi opinión, en el Mediterráneo los países costeros deberían tomar medidas en muchas causas de muerte de cetáceos, particularmente en lo referente a las pesquerías, maniobras militares y contaminantes (acústicos y vertidos).

Ha sido muy positivo la aprobación del corredor del mediterráneo en las costas españolas, recientemente aprobada. Y nos gustaría que esto también se aplicara en Canarias en determinadas zonas. Por ejemplo, crear un santuario o alguna figura que ayude a la protección de la fauna marina.

Foto portada: Antonio Fernández (tercero por la izquierda) con su equipo, antes de inciar la necropsia a un delfín mular.