Un equipo de mujeres crea la única empresa española especializada en tecnología sensorial


Ayudan a la industria alimentaria, entre otras acciones, en el desarrollo de nuevos productos, con el fin garantizar su éxito cuando salgan al mercado y ahorrar meses de ensayo-error
Han diseñado un software que permite testar productos en situaciones reales de consumo, incluyendo bodegas, restaurantes y supermercado

(Santiago de Compostela, 15 de noviembre de 2016). TasteLab es una empresa creada por mujeres, surgida de la Universidad de Santiago de Compostela (USC) y centrada en el estudio de productos desde el punto de vista sensorial. Es la única que existe en España especializada en ofrecer un servicio de tecnología a la industria alimentaria y a otros sectores industriales, con el fin de garantizar el éxito de un producto nuevo en el mercado y ahorrar meses de ensayo-error en el proceso.

Contra el sabor amargo de los fármacos, por ejemplo

La idea de crear una empresa surge en el seno de un grupo de investigación de la Universidad de Santiago con una experiencia de más de 20 años en la aplicación del análisis sensorial a alimentos. Constituida hace poco más de un año, ya cuentan con importantes clientes del sector de alimentos y bebidas. También trabajan para la industria farmacéutica, en el apoyo a la formulación de nuevos fármacos, en particular en lo relativo al enmascaramiento de su sabor amargo. Y para el sector cosmético realizan pruebas de aceptación entre consumidores.

La directora general de la firma, y una de sus cofundadoras, es Maruxa García Quiroga, doctora en Ciencia y Tecnología de los Alimentos e ingeniera agroalimentaria. El equipo lo completan otras tres socias, también investigadoras de la USC, expertas en análisis sensorial y una de ellas en análisis estadístico. Maruxa explica que “las normas de calidad alimentaria internacionales empiezan a exigirle a la industria que controle el análisis sensorial de sus productos y, en buena parte de los casos, la industria no está preparada para hacer frente a esta normativa”. Así, la firma ofrece asesoramiento y apoyo tanto en el control de calidad como en el desarrollo de nuevos productos o en la mejora de otros ya existentes, con el fin de garantizar su éxito cuando salgan al mercado.

“Trabajamos con los sentidos de las personas” -afirma la directora-. Por un lado, trabajan con equipos de catadores profesionales, a los que entrenan para el estudio de un producto específico, para aportar información sobre si les gusta o no desde el punto de vista organoléptico (sabor, aroma, textura…). Por otro lado, disponen de una base de datos de consumidores de toda España, a los que recurren para hacer catas hedónicas.

Un trabajo sensible y meticuloso.

Un trabajo sensible y meticuloso.

Desde conocer el mejor sabor, hasta la presentación ideal de cada producto

Maruxa García indica que “TasteLab ofrece una amplia variedad de servicios en función de la fase en la que se encuentre el producto o idea; resolviendo, de forma ágil y adaptada, las necesidades de las empresas en todas las fases del ciclo de vida del producto”. Señala que, a partir de una idea de producto, exploran su diseño sensorial, adaptándolo a lo que sería un producto ideal para el consumidor, en lo relativo a sabor acertado, mejor textura, forma de presentación… Realizan entrevistas, focus group y talleres creativos con consumidores; estudios de hábitos de consumo y de compra, motivaciones, niveles de aceptación, preferencias del consumidor…

También hacen estudios para analizar los prototipos y sus alternativas, con el fin de ayudar en la selección del producto óptimo. Cuando el producto está desarrollado, identifican sus aspectos sensoriales más relevantes, hacen test para la selección de materias primas, valoran cambios en los ingredientes y en los procesos de producción… y evalúan su aceptabilidad en fase preventa.

Por último, en la fase de mercado, realizan estudios hedónicos y emocionales en contextos reales de consumo. Analizan las expectativas en el cliente final e identifican al consumidor ideal.

Un software para testar alimentos y bebidas en tiempo real

La empresa ha desarrollado una herramienta novedosa, un software que permite testar, desde el punto de vista sensorial, alimentos y bebidas en situaciones reales de consumo, bien en casa, en restaurantes o en supermercados.

El programa, muy bien acogido por las empresas del sector, parte de la estandarización de los atributos sensoriales que se deben analizar en cada producto, que son los que valoran los consumidores. Las catas se hacen de forma digital, a través de dispositivos móviles que recogen la información de los catadores. Una vez recibidas las valoraciones de cada catador, el software las analiza estadísticamente y ofrece unas conclusiones personalizadas en cada tipo de estudio.

Los resultados se obtienen al instante, en tiempo real. “Imaginemos una presentación de un vino en la que se hace una cata. La bodega podría saber lo que están opinando los asistentes en ese mismo momento”, explica la responsable de la empresa. (Vía Láctea Comunicación)

Foto portada: Las fundadoras de TasteLab. 

Foto portada: Las fundadoras de TasteLab.