“Las bacterias contra las que es eficaz la baringolina aún no han podido desarrollar resistencias”


 

De izquierda a derecha, los investigadores Mercedes Alvárez, Xavier Just-Baringo y Fernando Albericio (imagen; IRB Barcelona).

De izquierda a derecha, los investigadores Mercedes Alvárez, Xavier Just-Baringo y Fernando Albericio (imagen; IRB Barcelona).


MERCEDES ÁLVAREZ. Catedrática de Química Orgánica en la Universidad de Barcelona. Investigadora asociada en el Institut de Reçerca Biomèdica (IRB) donde ha supervisado la investigación sobre una molécula procedente de un microorganismo marino (llamada baringolina, por el investigador que ha estudiado su estructura, Xavier Just-Baringo) la cual ha demostrado, en concentraciones muy bajas, una importante actividad antibiótica.


Adelantos ¿De qué depende que esta molécula pueda sustituir a los antibióticos actuales?

Mercedes Álvarez –Hasta ahora, hemos aislado un producto con actividad, hemos determinado su estructura y su estereoquímica, hemos desarrollado un método de síntesis total y de una serie de análogos, y hemos confirmado que el producto sintético tiene la misma actividad que el natural. Hemos encontrado que uno de los análogos es más activo que el producto natural frente a distintas cepas.

Para poder utilizar la baringolina como antibiótico, se tienen que realizar más estudios que pueden tardar varios años y requieren una inversión económica importante. Deben estudiarse con mucho más detalle el mecanismo de acción, la toxicidad, la forma de suministrarla, etc.

–¿Servirá contra microorganismos que han desarrollado resistencias al antibiótico convencional?

–La baringolina pertenece a una familia de antibióticos, los tiopéptidos, que ejercen su actividad mediante un modo de acción diferente al resto de fármacos que se utilizan en la actualidad. Gracias a esto, las bacterias contra las que es eficaz aún no han podido desarrollar resistencia alguna. Es de vital importancia descubrir antibióticos que actúen mediante nuevos mecanismos; esto nos permite mejorar el arsenal de compuestos con los que contamos y luchar de forma eficaz contra la aparición de nuevas resistencias. La viabilidad de este nuevo compuesto nos la indicarán los estudios mencionados anteriormente. Puede ocurrir que sea muy activa y a la vez tóxica o que no se encuentre la forma de suministro por falta de solubilidad.

“Es una familia de antibióticos que actúan de modo diferente a los utilizados en la actualidad”
Estructura en tres dimensiones de la baringolina (imagen: Just-Baringo, IRB Barcelona).

Foto portada: Estructura en tres dimensiones de la baringolina (imagen: Just-Baringo, IRB Barcelona).

–¿Contra qué microorganismos se muestra especialmente eficaz?

–Se ha ensayado la actividad antibacteriana de toda la serie de análogos y de la baringolina frente a diversas cepas bacterianas, y, al igual que el resto de compuestos de la misma familia, son activos frente a bacterias Gram positivas como S. aureus, P. acnes, B. subtilis y M. luteus. En todos los casos, uno de los análogos ha sido más activo que el propio producto natural.

–¿Hay diferencia entre la molécula natural y su versión sintética?

–Nuestra molécula es sintética y tiene exactamente las mismas propiedades que la natural. La baringolina natural y la sintética son idénticas. La diferencia radica en que la natural se aísla de cultivos bacterianos y se necesitan procesos largos de cultivo, extracciones y  purificaciones. En cambio, la sintética se prepara en el laboratorio desde cero, lo que nos permite obtener el mismo compuesto para estudiarlo a fondo o introducir modificaciones que mejoren sus propiedades. De esta forma, podemos modificar sus características químico-físicas para obtener un fármaco más eficiente.