“Estamos ingiriendo ya nanopartículas de plástico y aditivos en algunos bivalvos”


entradilla


LUIS FRANCISCO RUIZ-OREJÓN, investigador del Centro de Estudios Avanzados de Blanes (CSIC) en Gerona.

LUIS FRANCISCO RUIZ-OREJÓN, investigador del Centro de Estudios Avanzados de Blanes (CSIC) en Gerona.


Adelantos Han recogido uds. muestras de residuos marinos en el Mediterráneo, entre el 2011 y el 2013, han constatado que el 97% de lo encontrado en ellas son plásticos, y han dicho que esos residuos han pasado a ser parte del ecosistema marino… ¿Con qué efectos sobre él?

Luis F. Ruiz-OrejónLos efectos producidos por los residuos plásticos han sido descritos desde hace décadas a partir de los primeros indicios descritos a finales de los años 60, pero con un mayor esfuerzo en los últimos años. Principalmente, los efectos perjudiciales más estudiados recaen sobre la fauna que habita en estos ecosistemas. Podríamos centrarnos en los efectos directos como enredamientos, laceraciones u obstrucciones del tracto digestivo que pueden conllevar malformaciones o la muerte inmediata; y, por otro lado, los indirectos, como la inanición, los relacionados con la toxicidad de algunos de los polímeros o sus aditivos que, a su vez, podrían afectar a más niveles de la cadena trófica, entre otros. Además, también pueden provocar efectos adversos sobre la flora, la cual podría ser cubierta por pedazos de plástico y provocar necrosis en sus tejidos.

Tampoco deberíamos olvidar que algunos organismos se adhieren sobre las partículas de plástico, que podrían ser utilizadas como posibles vectores de transporte de especies invasoras.

“El Mediterráneo puede considerarse zona de acumulación de plásticos que se redistribuyen constantemente”

–¿Se concentran los plásticos especialmente en puntos concretos?

–En sí mismo, el Mediterráneo podría considerarse una zona de acumulación, tanto por ser un mar semicerrado como por la alta densidad poblacional que habita sus costas, aparte de los aportes que recibe del Atlántico. En el caso de los océanos, se definen zonas de acumulación relativamente estables originadas por la acción de las corrientes superficiales, principalmente. Sin embargo, si intentamos llevar esa dinámica oceánica a la escala regional del Mediterráneo, encontrar esas zonas de acumulación no resulta tan evidente. La alta variabilidad que presentan las corrientes del Mediterráneo hace que esas posibles zonas o puntos de concentración tengan carácter temporal y se tienda a una cierta redistribución de los plásticos que quedan en superficie.

“Tres cuartas partes de los residuos plásticos que entran en el mar proceden de tierra”

–¿De qué tipos de plástico estamos hablando, y hasta dónde se puede especificar su procedencia?

–Fundamentalmente, el plástico que nos hemos encontrado son microplásticos (menores a 5 mm) de tipo secundario, es decir, aquellos que provienen de la fragmentación de otros de mayor tamaño. En cuanto a su procedencia, sería difícil de determinar debido a las múltiples vías de entrada de plástico al medio marino, sin embargo, se ha determinado que aproximadamente tres cuartas partes de los residuos que entran en el mar proceden de tierra.

Red de muestreo de plásticos superficiales denominada Manta Trawl net.

Muestra recién recolectada del Mediterráneo tras el trasvase del copo de la red.

 

 

–Esas 1.455 toneladas de plástico que han encontrado uds. en el Mediterráneo -sólo en la superficie- podrían tener “importantes consecuencias en la salud humana y en las actividades económicas”, según uds. mismos ¿Qué consecuencias?

–Existe cierta controversia sobre los posibles efectos que pueden producir los plásticos sobre la salud humana. En la actualidad, no se han encontrado evidencias directas sobre efectos perjudiciales en la salud humana, pero algunos estudios apuntan a que se están ingiriendo micropartículas de plástico a través del consumo de algunos bivalvos y otros que están detectando trazas de los aditivos asociados a los plásticos en análisis de sangre y orina.

“Reino Unido invierte 19 millones de euros al año en limpieza de playas: una pequeña isla de Corea pierde 500.000 turistas al año por esta razón”

–Por otro lado, las consecuencias para las actividades económicas es otro de los asuntos que se debe analizar con profundidad, ante la falta de información que existe actualmente. Aun así, se han determinado consecuencias negativas en diversos sectores económicos, como la pesca o el turismo. En este último caso, y por poner solamente un par ejemplos, se estima que el Reino Unido invierte alrededor de 19 millones de € al año en la limpieza de las playas y se pierden unos 500.000 turistas al año en una pequeña isla de Corea del Sur por esta razón.

–¿Quién fue, qué hizo Luis Salvador de Austria?

–Perteneciente a la casa real de Habsburgo-Lorena, el Archiduque fue un inconformista del protocolo, normas y vida de palacio. Desde su juventud, la inquietud que le provocaba el Mediterráneo le llevó a viajar, aprender, escribir y conservar este mar. Algunas anécdotas cuentan que, debido a los grandes cambios que estaban produciéndose a lo largo de Segunda Revolución Industrial (comunicación, transporte, etc.), el Archiduque percibió el inicio de la pérdida de costumbres locales y la homogeneización de los aspectos culturales. En algunos casos, este hecho se definió como la Primera Globalización, con lo que el Archiduque vio la necesidad de escribir una serie de monografías para evitar su olvido en el tiempo. Sin embargo, no decidió incluir únicamente aspectos sociales a sus escritos, sino que también incluyó numerosos aspectos de la naturaleza de los lugares que visitó.

“Los datos apuntan a una rápida colonización del plástico en nuestros mares”

–El “Proyecto Nixe III” nació para comparar los conocimientos sobre el Mediterráneo aportados por el archiduque con los datos de ahora mismo, aportados por uds. ¿Qué se desprende de esa comparación?

–El Proyecto NIXE III abarca la comparación tanto de los aspectos sociales e históricos, así como de los naturales, escritos por el Archiduque. Dentro del proyecto, nuestro grupo se centró en el estudio del residuo plástico sirviéndonos de sus manuscritos como base. Algunos de ellos fueron tan detallados que incluso en varios de los puertos que visitaba comenzó a tomar datos de la sonda y de la presión diaria. Aunque en las descripciones relativas al propio Mar Mediterráneo no incluyó aspectos relativos a la contaminación por plástico. Esto nos hace pensar que, a pesar de que ya existían diversos materiales plásticos en los últimos años de sus manuscritos, todavía no tenían un uso masivo, lo que apunta a una rápida colonización de este residuo sólido en nuestros mares.

Partículas de plástico extraídas de una muestra de las Islas Baleares.

Partículas de plástico extraídas de una muestra de las Islas Baleares.

“En muchas costas europeas, la retirada de residuos sólo es “maquillaje” para zonas con afluencia de turistas”

–¿Han encontrado alguna rareza en esa investigación por el Mediterráneo?

–Personalmente, más que una rareza, lo que sorprende es la impresión de “maquillaje” que se produce en muchas de las costas europeas, donde se realizan retiradas de residuos solamente en las zonas con afluencia de turistas. Cuando te acercas a islas a pequeñas u otras zonas de mayor dificultad de acceso nos encontramos con grandes acumulaciones de residuos.

“Con el aumento progresivo de fabricación de plástico (más de 300 millones de toneladas en 2015) y las bajas tasas de reciclaje efectivo, la evolución no es nada halagüeña”

–¿Cómo es previsible que evolucione la situación?

–Es difícil saberlo, pero si nos atenemos al aumento progresivo de la fabricación de plástico anual (más de 300 millones de toneladas en 2015), a las escasas tasas de reciclaje efectivo a nivel global y la falta de una normativa que limite los excesos y las vías de entrada en los ecosistemas la evolución no es nada halagüeña.

“Los acuerdos y regulaciones internacionales no establecen definiciones y ámbitos claros y concisos”

–Y ahora que sabemos todo eso, ¿qué procede, qué deberían hacer nuestros responsables políticos?

–En las últimas décadas han surgido numerosos acuerdos y regulaciones tanto de ámbito internacional como regional, aun así, muchos de estos instrumentos no establecen definiciones y ámbitos de aplicación claros y concisos. Sin embargo, a pesar de contar con estos marcos, las trasposiciones que se han producido a ámbitos nacionales son limitadas, al igual que lo son en cuanto a la cooperación internacional para un problema que es global.

“Hace falta un reciclaje transparente en su gestión combinado con el sistema de retorno”

Por otro lado, cada vez utilizamos una mayor cantidad de plástico, incurrimos en un abuso o exceso de uso, que en ocasiones no es estrictamente necesario. En muchos casos ya existen otras alternativas que incluso pueden darle un valor añadido al producto. Por tanto, se deberían establecer unas pautas determinadas para su uso. Seguidamente, para todo aquello en lo que se considere imprescindible el uso del plástico, precisamos de un sistema de reciclaje adecuado al que pudiese darse una trazabilidad transparente de su gestión y que, además, pueda verse apoyado por otros sistemas como el de retorno, utilizado con éxito en los países del norte de Europa desde hace años.

Acumulación de residuos antropogénicos  (muchos de ellos de plástico) entre fragmentos naturales en las costa de una pequeña isla del Golfo de Corinto.

Acumulación de residuos antropogénicos  (muchos de ellos de plástico) entre fragmentos naturales en las costa de una pequeña isla del Golfo de Corinto.

Detalle de la acumulación en la costa de la misma isla del Golfo de Corinto, donde puede observase los residuos plásticos.

Detalle de la acumulación en la costa de la misma isla del Golfo de Corinto, donde puede observase los residuos plásticos.

Foto portada: Red de muestreo de plásticos superficiales, denominada Manta Trawl net.

Foto portada: Red de muestreo de plásticos superficiales, denominada Manta Trawl net.