“Nuestro propio ADN nos impide ir más deprisa que los ordenadores” (Stephen Hawking)


“Durante los últimos dos millones de años, el comportamiento agresivo ha constituido para el individuo una oportunidad para sobrevivir y reproducirse. Por este motivo, la propia selección natural lo favoreció e incorporó como un rasgo característico de la especie humana. Hoy en día, sin embargo, este comportamiento resulta un instinto bastante absurdo, sobre todo si nos detenemos a pensar que poseemos suficientes armas nucleares como para destruir el mundo varias veces. Este es el motivo de que la humanidad no me parezca particularmente inteligente. La agresión ha sobrevivido como un reflejo fundamental de supervivencia”.

“La selección darwiniana actúa con demasiada lentitud como pare eliminar este instinto de nuestra carga hereditaria. Por ello, la única esperanza que, en mi opinión, existe radica en la tecnología génica”.

“Modificando selectivamente los caracteres hereditarios podríamos aumentar la complejidad del ADN y, de este modo, mejorar el ser humano. Ciertamente, será un proceso muy lento, pues en cada generación es necesario esperar cerca de 18 años hasta poder determinar los efectos de la modificación genética. “

“Deberíamos optar por esta vía si queremos que los sistemas biológicos sigan siendo superiores a los electrónicos. A diferencia de nuestro intelecto, los ordenadores duplican su rendimiento cada 18 meses. De aquí proviene el peligro real de que lleguen a desarrollar inteligencia y se apoderen del mundo.” (Stephen Hawking. Entrevista en “El Semanal”, Octubre 2001).

Imagen portada: Stephen Hawking con Homer Simpson en un episodio de la serie.