¿Quién inventó realmente la radio?

 


“El español Julio Cervera inventó la radio catorce años antes que Marconi”


ÁNGEL FAUS Profesor Ordinario Honorario de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra. Considerado el primer especialista europeo en Radio. Primer Doctor de España en Comunicación (1979). Miembro correspondiente de las Sociedades Alemanas de Comunicación, Radio y Cine y Televisión. Profesor Visitante de las Universidades de Munich, Berlin, Buenos Aires, Santiago de Chile, Asunción, Tecnológico de Monterrey (Mexico), etc. En la actualidad, prepara el segundo tomo de su obra “La Radio en España,1977-2015”.

ÁNGEL FAUS
Profesor Ordinario Honorario de la Facultad de Comunicación de la Universidad de Navarra. Considerado el primer especialista europeo en Radio. Primer Doctor de España en Comunicación (1979). Miembro correspondiente de las Sociedades Alemanas de Comunicación, Radio y Cine y Televisión. Profesor Visitante de las Universidades de Munich, Berlin, Buenos Aires, Santiago de Chile, Asunción, Tecnológico de Monterrey (Mexico), etc. En la actualidad, prepara el segundo tomo de su obra “La Radio en España,1977-2015”.


 

Adelantos –¿Quién fue, en realidad, el primero en registrar la patente de un sistema de radio, tal y como hoy la entendemos?

Ángel Faus –Hay muchos nombres en liza. Los tres más importantes son Marconi, Julio Cervera y Tesla. Herederos y partidarios de este último, en su afán por ponerlo delante en la sucesión de los acontecimientos, llegaron a situar su primera patente de radio en 1895-96. Pero la configuración definitiva de la “Telegrafía sin Hilos” (que permitirá posteriormente la TELEFONIA SIN HILOS, la radio) es de 1901. Sin telegrafía sin hilos, no es posible la telefonía sin hilos; ésta es consecuencia de aquélla y, sin ella, no hubiera podido existir. Este sencillo argumento deja a Tesla fuera de juego. Por lo demás, detrás de esa disputa está la puesta en marcha de una gran empresa de tecnología digital que se apoya en ese nombre.

–¿Y el primero en transmitir la voz humana, sin hilos, entre dos puntos distantes?

–Julio Cervera realizó pruebas de telefonía sin hilos, de Radio, desde mediados de diciembre de 1901 hasta el 10 de enero de 1902, entre el cabo de la Nao e Ibiza. Fueron pruebas con un éxito indudable, ya que el 22 de marzo de 1902 constituyó en Madrid la Compañía Española de  Telegrafía y Telefonía sin Hilos (Radio) cuyo objetivo social era claro: la fabricación y venta de equipos emisores y receptores domésticos de Telefonía sin Hilos (radio), según consta en el acta notarial de constitución de dicha compañía, y una inversión importante. Por envidias de gente poderosa y la tradicional incuria española, la compañía cerró cuatro años después sin que nadie le prestara atención.

“En España, la primera radio experimental fue ‘Radio Ibérica’, en 1923”

–¿Cuál es, entonces, el lugar de Marconi en todo esto?

–Marconi inventó la telegrafía sin hilos y, como queda dicho, sin ella, nada hubiera sido posible después. Ése es su gran mérito. Además, Marconi fue un gran empresario y, en primer lugar, se dedicó a obtener beneficios económicos de sus patentes, como es natural. Fueron beneficios cuantiosos. Cuando ya exprimió al máximo las patentes de la telegrafía sin hilos, buscó innovaciones a su sistema. A partir de 1916 –catorce años después que Cervera– comenzó a trabajar en la radio, obteniendo resultados positivos en torno a 1918. En 1920, puso en marcha la primera emisora de radio con emisión regular, diaria. Tesla nunca estuvo en la lucha y Cervera había sido olvidado ya por todo el mundo, incluido Marconi, su amigo personal.

RADIO-ovalada–¿Cuál fue realmente la primera emisora de radio española?

–Hay que distinguir entre las emisiones experimentales y las regulares. La primera emisora experimental de cierto fuste, después de una del Ejército, y con criterio comercial, fue Radio Ibérica, que, en 1923 transmitió por primera vez el sorteo de la lotería de Navidad. Pero era una emisora para pruebas técnicas, no tenía finalidad de emisión diaria. La primera emisora comercial y de emisión regular –es decir diaria– fue Radio Madrid, de la Asociación de Comerciantes de esa ciudad. Con una visión comercial muy moderna, alquilaron Radio Ibérica y salieron al aire con el nombre de Radio Madrid. Esa es la primera emisora regular española. Emitió durante tres meses consecutivos diariamente. La primera emisora autorizada administrativamente fue Radio Barcelona EAJ-1, el 14 de noviembre de 1924. Es la misma emisora que hoy lleva su nombre. El 10 de ese mismo mes y año, comenzó a emitir Radio España de Madrid, pero sin la licencia, que le fue concedida días después de la de Barcelona, y por eso lleva el indicativo EAJ-2. Hoy es la emisora de onda media de Onda Cero en Madrid.

–Julio Cervera ¿es también el precursor del mando a distancia?

–Si. Ese dispositivo, junto con otros, ya figura en su primera patente de 1898. Cervera ideó el gobierno a distancia de buques de guerra y de bombas. Luego, otros “científicos”, españoles también, se apropiaron de sus patentes cuando la compañía desapareció y hoy figuran como investigadores eminentes cuando sólo fueron rateros vulgares.

“Cervera patentó ya un mando a distancia en 1898”

–La educación a distancia ¿fue también idea suya?

–No. Él conoció el sistema durante un viaje a Estados Unidos. Solicitó la autorización para explotar el sistema en España y comenzó a trabajarlo  a finales de 1903, creando la Escuela Superior Libre de Ingenieros, de cuya carrera el propio Cervera escribió todos los textos. Los alumnos recibían por correo, junto con los textos docentes, grabaciones en cilindros fonográficos con la voz del propio Cervera explicando aquellos conceptos más complejos de la carrera.

–¿Qué otros sistemas, aparatos, etc, patentó Julio Cervera?

–Julio Cervera Baviera fue un investigador nato con una capacidad enorme de síntesis en todos los campos que trabajó. Por eso son muchas las patentes a su nombre, posteriores todas a las de la radio: desde  el primer tetrabrik, a un tratamiento contra la diabetes que le valió el título de Doctor Honoris Causa por la Universidad de Washington, la misma en la que estudió el actual Rey de España.