“Llegaremos a recargar los vehículos eléctricos a distancia, sin cables”


Álvar Sánchez, investigador del Grupo de Electromagnetismo del Departamento de Física de la Universidad Autónoma de Barcelona. Investigador ICREA.

caratula-Alvar-Sanchez


Adelantos –¿Qué artilugios domésticos tenemos ya recargándose más o menos así?

Álvar Sánchez Ya existen algunos dispositivos de carga inalámbrica disponibles en el mercado. Los más típicos son cepillos dentales eléctricos, que se cargan frecuentemente sin contacto eléctrico, aunque sí con contacto físico, ya que el cepillo ha de estar muy cerca (tocando) de la base para cargarse. Sistemas parecidos existen también para cargar móviles, poniéndolos en contacto físico con una superficie cargadora.

–¿En qué es nuevo el sistema que ustedes presentan?

Nosotros utilizamos metamateriales magnéticos nuevos que hemos diseñado para incrementar el acoplamiento magnético entre el emisor y el receptor de la carga inalámbrica, para así incrementar la distancia a la que se pueden cargar los dispositivos.

“En sustituir a las líneas de alta tensión, ni pensamos todavía”

–¿Llegará a sustituír a las líneas de alta tensión?

No. Los usos que prevemos son en la carga inalámbrica de dispositivos como teléfonos móviles y tabletas, y también coches y otros vehículos eléctricos, pero no para líneas de alta tensión.

–El dispositivo ya está patentado por la Universidad Autónoma de Barcelona. ¿Bajo qué forma llegará al mercado?

Algunos cepillos eléctricos se recargan ya mediante un procedimiento análogo.

Algunos cepillos eléctricos se recargan ya mediante un procedimiento análogo.

“El siguiente paso es cargar el móvil sin sacarlo del bolsillo”

Es posible que llegue a través de algunas empresas, tanto nacionales como internacionales, que se han interesado por nuestros resultados, y con las que estamos trabajando para mejorar los productos ya existentes.

–“El siguiente paso es cargar el móvil sin sacarlo del bolsillo”, han dicho ustedes. Con el tiempo, ¿habrá algo que no se pueda recargar así?

Cargar el móvil sin sacarlo del bolsillo es realmente un reto tecnológico importante, ya que existen límites físicos que limitan el alcance a la que se pueden cargar objetos de manera efectiva. Por eso cuesta tanto realmente ver dispositivos comerciales que permitan la carga a distancias grandes.

“Las radiaciones con las que trabajamos cumplen los requisitos que marcan las autoridades”

–¿De qué clase de radiación electromagnética estamos hablando? ¿Es contaminante, puede dañar a los seres vivos?

Las radiaciones con las que trabajamos nosotros y las demás compañías que están desarrollando el tema son ondas electromagnéticas en el rango de entre algunos centenares de kHz, hasta algunos MHz. Las empresas que diseñan productos en este rango ya se aseguran de que cumplan los requisitos que marcan las autoridades, que están bien establecidos.

–Tesla fue pionero en todo esto, hace cien años. ¿Por qué no llegó más lejos?

Es cierto que Tesla fue pionero en este tema, como en tantos otros. Seguramente no llegó más allá porque existen dificultades físicas importantes que no son fáciles de superar.

–¿Qué hay de aquella idea de Peter Glaser sobre un sistema de satélites convirtiendo la luz del sol en energía eléctrica y transmitiéndola a la Tierra?

Desconozco los detalles de este tema.

Esquema de la transmisión a distancia, con los metamateriales envolviendo el emisor y el receptor. 

Esquema de la transmisión a distancia, con los metamateriales envolviendo el emisor y el receptor.

Los tres autores de la innovación. De izquierda a derecha, Carles Navau, Álvar Sánchez y Jordi Prat-Camps.

Foto portada: Los tres autores de la innovación. De izquierda a derecha, Carles Navau, Álvar Sánchez y Jordi Prat-Camps.