Sólo para extraterrestres

 


El 11 de Octubre del 2007, se inauguró el radioobservatorio Allen

El 11 de Octubre del 2007, se inauguró el radioobservatorio Allen (ATA, por sus siglas en inglés) el primero construído expresamente para la búsqueda de señales extraterrestres. Fue financiado por Paul Allen (de quien toma su nombre) cofundador de Microsoft, y lo gestionan a medias la Universidad de Berkeley y el Instituto SETI. Aquel día, se pusieron en marcha 42 de las 350 antenas parabólicas de 6 metros de las que consta en total. Situado en el observatorio de Hat Creek, 467 kilómetros al norte de San Francisco, trabaja 24 horas al día, siete días a la semana, y rastreará más de un millón de sistemas estelares, buscando señales de radio. Las primeras imágenes de prueba fueron mapas radiales de la galaxia de Andrómeda y de la del Triángulo.

En Abril del 2011, el proyecto dejó de funcionar por falta de financiación (el mantenimiento de las instalaciones precisa 2,5 millones de dólares anuales) y sus responsables anunciaron que difícilmente volvería a la actividad antes de dos años. Pero volvió a funcionar sólo unos meses después, en Agosto, gracias a donaciones particulares de muchas personas, entre las que se encontraban el escritor de ciencia-ficción Larry Niven y la actriz Jodie Foster, protagonista de la película Contact, basada en la novela homónima de Carl Sagan, con un personaje inspirado en una buscadora de vida extraterrestre en la vida real: la astrónoma Jill Tarter.   

El conjunto de radioantenas Allen trabaja en la longitud de onda de 21 cm (1.420 megahertzios) la vibración del átomo del hidrógeno, el más abundante del Universo, cuyo rumor ubicuo constituye la canción de fondo del mismo. (Ad)

Foto portada: Conjunto de telescopios Allen, en California. (Foto: SETI Institute).

Foto portada: Conjunto de telescopios Allen, en California. (Foto: SETI Institute).