PACMA: “No sacrificaremos la defensa de los animales por un sillón”.


SILVIA BARQUERO, fundadora y presidenta del Partido Animalista (PACMA)

SILVIA BARQUERO, fundadora y presidenta del Partido Animalista (PACMA).


Adelantos Por vez primera en 500 años, el “toro de la Vega”, en Tordesillas, ha sido diferente: sin aparente maltrato al animal. Eso, ¿es ya Historia?

Silvia Barqero El Toro de la Vega es parte del pasado, se ha convertido en un encierro de campo más; ahora hay que seguir trabajando para que se prohíban todos estos encierros donde miles de toros terminan pagando con su vida. Es injusto que no se respete el derecho a la vida de los animales. Es uno de los derechos básicos que los animales merecen por el hecho de ser capaces de sentir, experimentar sus vidas y tener interés en vivir.

“Con 286.000 votos, PACMA no tiene representación, mientras PNV, con los mismos votos, tiene 5 diputados; la Ley Electoral es terriblemene injusta”

–Con el actual sistema electoral, partidos políticos con menos votos que el suyo tienen escaños en el Congreso de los Diputados. Todos dicen que van a cambiar eso, hasta que ganan. Cambiar el sistema electoral ¿sería una prioridad para usted?

–Es tan prioritario como que no habrá democracia hasta que no se respete el sistema electoral. La base de la democracia es que los ciudadanos deciden quién debe gobernar a través de elecciones, en las que se eligen las formaciones que representen de manera más fiel sus ideales. Y la actual Ley Electoral es terriblemente injusta. Que un partido como PACMA con 286.000 votos (en las generales de Junio del 2016) no obtenga representación, mientras que el PNV con los mismos votos tiene 5 diputados, es la manera más clara de demostrar que este sistema favorece determinados intereses. Empecemos por eliminar las barreras a la democracia, como la del 3%, mediante la cual, los votos de un partido que no la supere no entran en el reparto de escaños.

–Todavía no tiene su partido escaños en el Congreso, y usted ya tiene que vivir con vigilancia las 24 horas… ¿Hasta cuándo?

–Que consigamos representación sucederá más pronto que tarde. De eso, estamos convencidos. Ya tenemos votos suficientes para conseguir un eurodiputado en las próximas elecciones. Entiendo que cuando los violentos que maltratan animales ven peligrar sus intereses, reproducen su modus operandi violento. Eso no lo asumiré nunca.

–¿Por qué quitaron la palabra “antitaurino” del nombre original de su partido?

–Porque defendemos los derechos de todos los animales, de los toros, las vacas, los gatos y los lobos. Y eso es algo muy positivo. No es anti, es pro, no es contra, es a favor.

“El Código Penal castiga con prisión a quien maltrate a un animal, mientras el Reglamento Taurino regula qué castigo hay que dar al toro en cada momento de la lidia, hasta matarlo”

–Imagínese presidenta del Gobierno. ¿Qué haría con las corridas de toros?

–Erradicarlas, como se ha de erradicar toda forma de maltrato animal. Hay que armonizar las leyes para proteger a los animales sin excepción. Es inconcebilble que, por un lado, el Código Penal castigue con penas de prisión a quien maltrate un animal y que, por otro, tengamos el Reglamento Taurino en el que se regula qué castigo se debe dar al toro en cada momento de la lidia hasta matarlo. Frente al maltrato animal no debe haber medias tintas.

“Potenciaríamos las energías renovables, en un país donde el sol es una fuente inagotable de energía”

–¿Y qué haría con todo lo demás?

–Nos preocupan los animales, el medio ambiente y la justicia social. No somos ajenos a los problemas sociales que acucian a las familias, la mía mismamente también padece las consecuencias de la crisis. Así que proponemos un mundo más justo para todos: asegurando la sanidad y la educación públicas y de calidad, proponiendo un nuevo modelo económico basado en el I+D+i, potenciando las energías renovables en un país donde el sol es una fuente inagotable de energía.

“No nos entendemos con Podemos ni con ningún partido que no asuma la prohibición de la tauromaquia; no sacrificaremos la defensa de los animales por un sillón”

–PACMA y Podemos mantuvieron contactos. ¿En qué se entienden y en qué no?

Básicamente, no nos podemos entender con ningún partido que no asuma en su programa electoral la prohibición de la tauromaquia. Eso para empezar a hablar. Perderíamos nuestra razón de ser si asumiéramos una coalición con una formación que no tenga ese mínimo compromiso. No vamos a sacrificar nuestros proyectos en defensa de todos los animales por un sillón.

–Tengo entendido que usted y su equipo cobran mil euros al mes, procedentes de las cuotas de los afiliados/as, y que usted en concreto podría estar ahora ganando mucho más en una multinacional…

–Me considero afortunada por poder dedicarme en cuerpo y alma a defender una causa justa que me motiva desde que era pequeña. Saber que estamos consiguiendo avances para mejorar la situación de los animales en España y que contamos con el apoyo de un número creciente de personas es la mejor recompensa.

“Nuestra Junta Directiva está formada por cuatro mujeres y un hombre, justo lo contrario que en otras estructuras”

–¿Por qué hay tan pocos hombres en el PACMA?

–El caso es que hay hombres en PACMA, pero es llamativo que la Junta Directiva del partido esté formada por cuatro mujeres: presidenta, tesorera, secretaria y vocal, y un hombre que es el vicepresidente. Justo lo contrario que sucede en otras estructuras de poder, que generalmente suelen estar copadas por hombres. En PACMA no discriminamos en función del género. También tenemos coordinadores, que no se diga: en Barcelona, Sevilla, Jaén, Córdoba, Cádiz o Ciudad Real, por ejemplo.

“Quizá un rasgo de nuestra cultura fuera esa anestesia ante el sufrimiento ajeno, pero cada vez somos menos así”.

–¿Es este el único país del mundo donde ver sufrir a un animal se considera parte de la cultura?

–Desde luego, si somos una excepción en ese sentido, hacemos mal lanzando esa imagen al exterior. Quizá un rasgo de nuestra cultura fuera esa anestesia ante el sufrimiento ajeno, pero en cualquier caso hemos avanzado y ya no somos así. Cada vez menos.

–¿Hace falta un científico/a para determinar si un animal sufre?

–Hace falta un mínimo de empatía, de ponerse en el lugar del otro y no mirar para otro lado. Nada más. Además, lo considero un ejercicio muy valioso para la vida en general. Si fuéramos capaces de analizar y tomar decisiones en función de las consecuencias de nuestros actos para los demás, estaríamos contribuyendo a crear una sociedad mejor.

“La industria ganadera esconde el horror que viven millones de animales, para que el consumidor no se cuestione qué hay detrás de un filete”

–¿Quién, quiénes se benefician económicamente de mantener las cosas como están, respecto a los animales?   

–Se benefician las cuatro figuras del toreo, los cuatro empresarios taurinos confabulados con los ayuntamientos, por donde hay una auténtica fuga de dinero público. Se benefician los cazadores que con sus escopetas se han convertido en un lobby muy poderoso, se beneficia también la industria ganadera, que esconde la miseria, el confinamiento y el horror que viven los millones de animales destinados a la industria cárnica, tratando de lanzar una imagen idílica de los animales, para que los consumidores no se cuestionen qué hay detrás de un filete.

¿Todo vale para defender al reino animal? Porque algunos/as “animalistas” hacen y dicen cosas… ¿Cuál es, para ud. el límite?

El límite es el respeto al otro. Todo lo que se haga con respeto a los demás, con una estrategia pensada para poner en cuestión el statu quo que mantiene a los animales explotados, con argumentos y con la razón de la mano, me parece acertado.

“Sería una terrible incoherencia que los cargos del partido que defiende a los animales se comieran a sus defendidos”

–Para entrar en su partido, el veganismo no es una exigencia, “pero sí un compromiso”. ¿No es una autolimitación?   

–Sería una terrible incoherencia que los cargos que representan al partido que defiende a los animales se comieran a sus defendidos ¿no cree? Si por algo nos hemos diferenciado del resto de partidos es por dar ejemplo de honestidad, por ser coherentes y comprometidos con nuestro objetivo: poner fin al maltrato animal. 

                                                                        “Ni tradición, ni cultura, ni religión: no hay excusas para hacer sufrir a un animal”

–Imagínese en el Parlamento Europeo. ¿Qué es lo primero que plantearía allí?

–La eliminación de cualquier excepción que permita el maltrato animal, ya sea cultural, religiosa o tradicional, bajo cualquiera de esos tres pretextos, se cometen las mayores atrocidades contra los animales. Por ejemplo, la tradición ampara las sangrientas corridas de toros como único argumento, del mismo modo que por motivos religiosos se permite el sacrificio halal, rito islámico mediante el cual se desangra a los animales vivos, sin aturdimiento previo, haciendo una terrible e incompresible excepción a la norma. Ni tradición, ni cultura, ni religión: no hay excusas para hacer sufrir a un animal.

Foto portada: Silvia Barquero, en la calle, con algunas de sus compañeras/os.

Miembros de PACMA, Silvia Barquero entre ellos/as, dando a conocer su proyecto en la calle.  (Fotos: cortesía de PACMA)