Las radiografías ya no serán lo que eran

Manuel Curado Navarro, doctor en Informática. Profesor Contratado Doctor en la Universidad Católica de Murcia (UCAM).
Por: Manuel Curado Navarro, doctor en Informática. Profesor Contratado Doctor en la Universidad Católica de Murcia (UCAM).

Te mandan una radiografía, te la hacen y dicen que esperes para ver si se ve correctamente. No es así, y la tienen que repetir (a veces, incluso tres o más veces). En la sala de espera se encuentran pacientes como tú que tienen que esperar a que su radiografía se vea también correctamente.

     Esta situación no es para nada anecdótica, y nos ha ocurrido en alguna ocasión a casi todos. No sólo conlleva retrasos en las listas de espera para hacer estas pruebas, sino una mayor exposición a la radiación (al tener que repetir las pruebas), y un mayor gasto (una radiografía puede costar en torno a …).

¿Y si se pudiera evitar repetir estas pruebas?

     Las máquinas de adquisición de imágenes médicas, como las radiografías, obtienen imágenes de alta calidad, para poder localizar pequeñas fisuras, bultos sospechosos, o cualquier irregularidad con gran precisión. El problema es que estos dispositivos de alta calidad tienden a perder nitidez si el paciente se mueve un poco, por ejemplo.
     Algunas patologías, como puede ser una escoliosis o desviación de la columna, no requieren de una alta calidad y nitidez, puesto que el objetivo que se busca es poder medir con precisión la curvatura o desviación de la misma, y no la detección a pequeña escala (fisura, o pequeñas manchas, por ejemplo). En estos casos, se podría evitar repetir una radiografía borrosa si se consiguiese mejorar la radiografía lo suficiente para poder medir con exactitud esa curvatura.

Técnicas de aprendizaje automático

     Este problema es común para decenas de patologías médicas que no requieren una nitidez perfecta para poder realizar mediciones concretas sobre ella.
     Ese es el principal objetivo de la herramienta propuesta desde la Universidad Católica de Murcia (UCAM), con la colaboración de la Universidad Católica de Ávila (UCAV). El arriba firmante, doctor Manuel Curado Navarro, del grupo de investigación UKEIM de la UCAM, es el encargado de liderar el desarrollo de un dispositivo electrónico, que se asemeja a una tablet de gran tamaño y que permite mejorar notablemente la calidad de las radiografías.

Radiografía convencional
Radiografía convencional
Radiografía mejorada con la nueva herramienta
La misma radiografía, mejorada con la nueva herramienta.

     Su funcionamiento radica principalmente en dos puntos: a) mejora de imágenes borrosas para que sean más nítidas, y b) medición automática sobre ellas. Además, con técnicas de aprendizaje automático, las predicciones serán más precisas y se podría adaptar el tratamiento a las necesidades de cada paciente de forma personalizada, en función de su historial de imágenes (evolución de su patología a través de diferentes radiografías, por ejemplo) e incluso de otros pacientes afectados por la misma patología.

Prever acciones, reducir costes y listas de espera.

     Siguiendo el ejemplo de la desviación de columna, se podría hacer un seguimiento cada seis meses con radiografías y predecir si el paciente requiere de un corsé corrector, de qué tipo, o incluso prever, en función a su evolución y comparada con otros pacientes, si requerirá de una operación correctora en un futuro.
    
Además, ciertas mediciones radiológicas se siguen haciendo de forma manual en la consulta por parte del especialista, lo cual conlleva unos minutos que podrían usarse para atender con más calma al paciente, o incluso reduciendo también las listas de espera de las consultas estos especialistas, como traumatología. 
     De esta forma, se evitaría repetir pruebas médicas como radiografías en casos en los que no sea totalmente necesario, reduciendo costes al centro médico, agilizando las listas de espera, y evitando exponer a más radiación de la necesaria a los pacientes. En definitiva, todas las partes tendrían algún beneficio.
    
La patente se encuentra en un estado inicial, en búsqueda de explotación comercial a través de una colaboración empresarial con clínicas médicas, o incluso con empresas fabricantes de equipos en aparatos médicos, como sistemas de radiografía digital.

 



Autores de la patente:
Manuel Curado Navarro, de la Universidad Católica de Murcia (UCAM)
Rocío Rodríguez Gómez, de la Universidad Católica de Ávila (UCAV)

Las radiografías ya no serán lo que eran 1

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies