¿Qué puedo hacer, como ciudadano, para frenar el cambio climático?


La responsabilidad del cambio climático también es tuya, y puedes frenarlo modificando tus erróneos y peligrosos hábitos de consumo y estilos de vida

CAYETANO GUTIÉRREZ PÉREZ.
Catedrático de Física y Química, divulgador científico, escritor, y conferenciante. (disfrutalaciencia@ono.com, @disfrutalacienc)


El cambio climático se ha convertido en una noticia casi diaria de los medios de comunicación y, lo que es más importante, actualmente en España, según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) es la segunda amenaza más importante, tras el yihadismo, pasando la preocupación del 60 %, en 2013, al 90 %, en 2017. Para combatirlo debemos tomar conciencia de que tenemos un grave problema y hay que resolverlo por el bien de todos; para ello, debemos reflexionar sobre nuestro estilo de vida y hábitos de consumo, llevando a cabo multitud de medidas que contribuyen a frenar el cambio climático.

La responsabilidad del cambio climático no es sólo de políticos y empresarios, ya que lo que haga cada habitante de la Tierra en contra del cambio climático es clave para salvar el planeta. Ese gran poder que tenemos los ciudadanos, nos permite poder cambiar nuestros erróneos y peligrosos hábitos de consumo y estilos de vida.

¿Qué puedo hacer, como ciudadano, para paliar el cambio climático?

50 MEDIDAS INDIVIDUALES PARA PALIAR EL CAMBIO CLIMÁTICO 

EN EL HOGAR

1.- En invierno, abrígate bien y pon el termostato de calefacción a 20 °C. En verano, usa ropa fresca y coloca el termostato de la refrigeración a 25 °C.

2.- Apaga las luces innecesarias, los electrodomésticos, y el ordenador cuando no los uses, y no los dejes en stand by. Compra electrodomésticos tipo “A”.

3.- No metas en el frigorífico, ni en el congelador, alimentos calientes y comprueba que la puerta cierra bien.

4.- Cierra el grifo mientras te lavas los dientes, dúchate en vez de bañarte (requiere 1/4 de agua y energía que un baño). Repara los grifos que goteen.

5.- Sustituye las bombillas incandescentes por otras de bajo consumo, o tubos fluorescentes, o LED. Las lámparas de bajo consumo y tubos fluorescentes no se deben tirar nunca a la basura, ya que contienen mercurio, deposítalos en un ecoparque.

6.- En tu comunidad de propietarios: coloca sensores de movimiento para garaje y zonas de paso, alumbrado sectorizado, ascensor con dispositivo de maniobra selectiva, y analiza si la potencia eléctrica contratada es la adecuada.

7.-No friegues a mano, utiliza el lavavajillas con un programa de ahorro y aprovecha al máximo su capacidad. Ahorrarás agua, detergente, energía y alargarás la vida del aparato.

8.- Pon la lavadora con la carga completa y lava con agua fría. Reutiliza la toalla en los hoteles. No tires ropa en buen estado, regálala o entrégala a entidades benéficas.

9.- No uses papel de aluminio para envolver los alimentos (usa fiambreras de vidrio, o bolsas de plástico usadas que estén limpias…). La obtención del aluminio contamina mucho.

10.- Utiliza la olla a presión para cocinar. Los microondas suponen un gran ahorro de tiempo y consumen menos energía que las cocinas y hornos tradicionales.

11.- Nunca debemos arrojar los medicamentos por el lavabo, o por el inodoro, o tirarlos a la basura. Los medicamentos usados o caducados llévalos a tu farmacia (Plan SIGRE).

12.- Si es posible, planta delante de tu casa o urbanización árboles de hoja caduca al Sur (permiten la entrada de luz solar en invierno y protegen del calor en verano), y detrás árboles de hoja perenne al Norte (protegen de los vientos fríos del invierno).

SEGÚN SÓCRATES, LA VIVIENDA IDEAL DEBÍA SER CÁLIDA EN INVIERNO Y FRESCA EN VERANO

13.- Si es factible, instala en tu casa, o en tu comunidad de vecinos, o en tu empresa, energías renovables (son limpias, inagotables, frenan el Cambio Climático…).

14.- Contrata tu suministro eléctrico, con una comercializadora que te garantice que la energía eléctrica es de origen 100 % renovable (solar, eólica, minihidráulica, biomasa…).

CONSUME ENERGÍA ELÉCTRICA PROCEDENTE AL 100 % DE ENERGÍAS RENOVABLES

15.- Analiza si la potencia eléctrica contratada es la adecuada, para tu casa. Estudia si te interesa contratar la nueva tarifa con discriminación horaria (Tarifa Ahorro).

16.- A la hora de comprar tu casa, elige una vivienda bioclimática, que se adaptan al clima del lugar, tienen una alta eficiencia energética, usan calefacción por suelo radiante, recuperación de aguas de lavabos y duchas para la cisterna…

17.- Si tienes casa en el campo, cultiva tu propio huerto y aprovecha los restos vegetales y las basuras del jardín, para la obtención de abono orgánico, usando una compostadora. También puedes reutilizar el agua de la lluvia.

18.- Elige productos a granel antes que envasados (fruta, carne, pescado, etc.), y sobre todo que no estén envasados en plástico. Evita comprar productos de un solo uso.

19.- Adquiere productos de belleza (champú, jabón, maquillaje…) con ingredientes naturales, no de petróleo (que no contengan parabenes, ya que son disruptores endocrinos).

20.- Compra ropa hecha de algodón, lino o cáñamo ecológicos. Evita los tejidos sintéticos.

21.- Usa artículos no desechables (vasos, platos, cubiertos…) en celebraciones y fiestas.

EN TU ALIMENTACIÓN

22.- Disminuye el consumo de carne (en producir un kg de carne de vaca gastamos la misma cantidad de agua que en todas las duchas de una persona en un año). Y es que el sector ganadero emite más gases de efecto invernadero que todo el sector del transporte (coches, trenes, aviones, barcos…) y es la fuente principal de degradación de los suelos y del agua.

NADA TIENE TANTO IMPACTO SOBRE LA SALUD Y EL MEDIO AMBIENTE COMO NUESTRA DIETA COTIDIANA

Hay una estrecha relación entre dieta y consumo de agua.

Pequeños gestos en nuestros hábitos de consumo pueden tener una gran repercusión en la mejora del medio ambiente. El hecho de cambiar 1 kg de ternera por 1 kg de pollo, supone un ahorro de agua importantísimo, de entre 9.000 y 16.000 litros de agua al año.

23.- Consume más vegetales (una nutrición basada en la carne requiere 20 veces más tierra y 14 veces más agua que una dieta basada en vegetales). Las dietas ricas en frutas, verduras y legumbres son más saludables que las ricas en carnes.

24.- Consume frutas y verduras de temporada: se encuentran bien maduras, apenas contienen restos de plaguicidas, ahorran el uso de cámaras frigoríficas y son más económicas.

25.- No abusemos de los productos enlatados (consumen muchos recursos y energía). Recuerda que cuanto menos procesado esté un alimento más saludable es.

26.- Compra fruta y verdura de cultivo ecológico (los fertilizantes y pesticidas muy a menudo son derivados del petróleo), tu salud y el medio ambiente mejorarán. Además, los pesticidas son disruptores endocrinos y alteran nuestro equilibrio hormonal. La Organización Mundial de la Salud considera los disruptores endocrinos una amenaza global.

EN EL TRABAJO

27.- Emplea los papeles escritos por una cara para escribir por detrás, usa papel reciclado, solicita facturas electrónicas, e imprime solo cuando sea imprescindible y a doble cara.

1 tonelada (1.000 kg) de PAPEL RECICLADO AHORRA:
17 ÁRBOLES ADULTOS, de 20 años
378 LITROS DE AGUA
4.750 kW.h DE ENERGÍA

28.- Configura tu ordenador para que se apague la pantalla a los 3 minutos y el ordenador a los 5, si no lo usas, para ahorrar energía, y dona tu viejo ordenador a las ONGs.

29.- Conecta tu ordenador y periféricos a un enchufe múltiple con interruptor, para que al finalizar tu jornada laboral resulte más fácil desconectarlos con un solo botón.

EN TUS DESPLAZAMIENTOS

30.- Los trayectos cortos (menos de 1 km) realízalos a pie o a bici, te mantendrán en forma. Exige carriles bici en tu ciudad.

31.- Utiliza el transporte público siempre que puedas.

32.- Conduce sin acelerones ni frenazos, comprueba la presión de los neumáticos del coche, comparte el coche para ir a trabajar, compra un coche con etiqueta energética tipo “A”. Los coches eléctricos o híbridos son menos contaminantes y más eficientes.

Los coches híbridos tienen una eficiencia energética del 50%, mucho mayor que el resto de coches

33.- Si tu salud lo permite, sube y baja por las escaleras en vez de ir en ascensor.

34.- En tus desplazamientos, siempre que sea posible, utiliza el tren en vez del avión.

EN RELACIÓN CON EL MAR

35.- Utiliza menos productos de plástico de usar y tirar: bolsas de plástico, botellas, pajitas, cubertería…, porque una gran cantidad de esos plásticos acaban en el mar.

36.- Los plásticos matan los animales marinos.

37.- No tires basura al suelo, porque la basura acaba en los mares u océanos.

38.- Compra prendas de tejido no sintético. Los microplásticos se desprenden al lavar la ropa sintética (acrílicas, poliéster…). Compra prendas de algodón, lana, lino o cáñamo.

CADA AÑO VAN AL MAR 8.620 MILLONES DE kg DE PLÁSTICO

39.- No uses productos con microperlas, que se añaden como exfoliante a productos cosméticos (jabones, dentífricos, exfoliantes…) ya que al final acaban en ríos y mares.

40.- Colabora limpiando las playas y el mar. Cada año, Ocean Conservancy organiza un evento para limpiar las costas con voluntarios para recoger plástico y las playas.

EN TODOS LOS ÁMBITOS DE TU VIDA

41.- Lleva al ecoparque pilas, cartuchos de impresora, aceites de freír y del motor del coche, ropa vieja, muebles, electrodomésticos, teléfonos móviles, pinturas…

42.- Recicla todos los plásticos y envases metálicos depositándolos en el contenedor amarillo y las botellas de vidrio (iglú verde).

43.- No compres compulsivamente y exige un envoltorio mínimo en tus compras. No utilices una bolsa de plástico para cada compra que hagas.

44.- Procura planificar racionalmente el número de hijos que quieres tener. El impacto ambiental de una persona es el más elevado de todos, con diferencia.

45.- Da preferencia a los productos envasados en papel o vidrio o metal frente a los envasados en plástico o aluminio. Compra envases familiares.

46.- Usa pilas recargables. No las tires a la basura, al contener mercurio (llévalas al ecoparque).

47.- Planta un árbol más de una vez en tu vida (proporciona oxígeno y elimina CO2).

Cada árbol capta unos 20.000 kg de CO2 atmosférico al año.
Plantando árboles disminuiremos el CO2 producido

48.- Siempre que sea posible, elige productos producidos localmente (reduce su transporte).

49.- Exige a tu gobierno que fomente las energías renovables en lugar del petróleo.

50.- Habla con tus amistades y familiares de las medidas que llevas a cabo para mejorar el medio ambiente y frenar el Cambio Climático. Y, sobre todo, recuerda que ¡la energía que no contamina es la que no se utiliza!

De todas esas medidas, las que más contribuyen a paliar el Cambio Climático son de menor a mayor impacto:

• Dieta basada en verduras (Medidas 23, 24 y 26).

• Usar coche eléctrico o compartido (Medida 32).

• Comprar energía verde, es decir, de origen renovable (Medida 14).

• Reducir los vuelos transcontinentales (Medida 34).

• Vivir sin coche (Medidas 31, 31, y 34).

• Tener menos hijos, al menos un hijo menos (Medida 44).

Estas 50 medidas se puede resumir a 4: Ahorro y eficiencia energética, poner en marcha la reutilización y el reciclaje, movilidad sostenible, y la austeridad frente al consumo.


Algunas referencias bibliográficas:

•Equipo de Intención de voto de “El Confidencial”, 2017, “Amenaza a nivel mundial: ISIS, cambio climático y otros temores”, Diario “El Confidencial” (14-8-2017).

•Europa Press, 2017, La Eurocámara aprueba la simplificación del etiquetado de eficiencia energética de los electrodomésticos”, “Europa Press” (13-6-2017).

•Guijarro, L., 2016, “Frenar el Cambio Climático: qué medidas tomar durante 2017”, Diario “EL HuffingtonPost” (21-12-2016).

•Gutiérrez Pérez, C. y Gutiérrez Cánovas, C., 2009, “La actuación frente al cambio climático”, Universidad de Murcia y Consejería de Educación C. A. Región de Murcia.

•Mosbergen D., 2017, “10 cosas que no haces (y deberías hacer) para cuidar los océanos”, Diario “EL HuffingtonPost” (8-6-2017).