¿Qué podemos meter y qué no en el microondas?

El microondas se ha convertido en uno de los electrodomésticos más populares del hogar, pero seguro que en alguna ocasión se ha planteado si introducir o no un objeto determinado en el mismo. Hay que tener en cuenta que algunos alimentos, bebidas o recipientes pueden liberar toxinas, quemarse, derretirse o incluso explotar, al introducirlos en el microondas.

¿Qué podemos meter y qué no en el microondas? 3
Por: CAYETANO GUTIÉRREZ PÉREZ. Catedrático de Física y Química, divulgador científico, escritor, y conferenciante. (disfrutalaciencia@gmail.com, @disfrutalacienc)

Como cuestión previa, señalaremos que, dado el peligro que entraña el introducir determinados productos en el microondas, es muy conveniente leer el manual de instrucciones, para ver qué podemos meter y qué no en el microondas.
     Casi todos sabemos que no se debe introducir en el microondas objetos metálicos (salvo colocar una cucharilla en el vaso para calentar, leche café o agua, como veremos al final). La radiación electromagnética que produce, para agitar las moléculas del agua de la comida y calentarla, hará que se eleve la temperatura del metal a gran velocidad y origine un incendio.
     Pero hay muchos objetos y alimentos que probablemente nos hagan dudar. Para la OCU el problema es que no existe una normativa de seguridad europea que evalúe el riesgo que suponen para nuestra salud las sustancias presentes en envases y materiales de papel y cartón destinados a alimentación, así como en las tintas que se utilizan en impresión.
La revista «Real Simple» indica algunos alimentos que no debes calentar en el microondas, por ser peligroso:

  *Pimientos: Los pimientos contienen capsaicina, y al calentarlos, especialmente si son picantes, se vaporiza en el interior del microondas. Por lo que al abrir la puerta, los humos nocivos producidos pueden irritar los pulmones, garganta, ojos o nariz.
   *Huevos duros: Al abrirlos explotarán, ya que al calentarse liberan vapor a presión de su interior. Si se cortan o muerdes, te quemarás. Por supuesto, los huevos crudos tampoco se pueden meter, porque pueden explotar.
   *Carnes procesadas: Deben cocinarse en una sartén o en el horno, nunca en el microondas, porque sufren una reacción química por la cual se forman productos de oxidación del colesterol (COPs), relacionados con graves enfermedades coronarias, cardiovasculares e inflamaciones, y son disruptores endocrinos.
     *Salsa de tomate: El único problema es que tu microondas se pondrá perdido, ya que el calor libera vapor y al explotar las burbujas salpicará todo el electrodoméstico.

     Existe una web llamada Can you Microwave?, que aclara qué objetos se pueden meter en el electrodoméstico y cuáles es mejor que no los acerquemos en ninguna circunstancia.
     Por cierto, a la hora de calentar un plato de comida en el microondas hay que dejar un hueco en el centro del plato para que la temperatura sea más uniforme en todo el plato. Algo similar al roscón de Reyes. Este truco no vale para los platos que contengan solo líquidos, como un caldo.

Otros objetos que no se deben meter en el microondas:

     *Cartón: Puede quemarse o explotar por el vapor si tiene humedad condensada dentro, pero sí puedes calentar alimentos que vayan en un envase de cartón (pizza) siempre y cuando no tengan partes metálicas ni estén plastificados.
     *Nada: Nunca enciendas un microondas vacío, porque puede provocar un incendio.

     ¿Y la ropa mojada, como una toalla? Sí puedes calentarla en el electrodoméstico, si no tiene piezas metálicas y aguante bien el calor.
     Los envases aptos para almacenar alimentos llevan grabados en la base, el símbolo de un tenedor y una copa. Pero que un envase de plástico muestre el símbolo anterior no significa necesariamente que sea adecuado para su calentamiento en el microondas.

¿Qué podemos meter y qué no en el microondas? 4

      Es muy importante comprobar siempre si un envase o vasija es apto para microondas. En general, los recipientes de vidrio, gres cerámico, Pyrex y moldes de silicona, se pueden meter en el microondas.
     En cuanto al uso de plásticos en el microondas hacemos una mención especial por la peligrosidad de algunos de ellos. Según los códigos de identificación de los plásticos, los plásticos más peligrosos son los que contienen bisfenol (BPA) y ftalatos, (llevan los números 3 y 7) por ser disruptores endocrinos (afectan a las hormonas) y se han relacionado con obesidad, diabetes o problemas reproductivos… El bisfenol se puede filtrar a los alimentos al exponerlo al calor, según constató una investigación publicada en ‘Enviromental Research and Public Health’. Además, diferentes estudios han confirmado que hasta los plásticos libres de BPA pueden desprender moléculas que actúan como disruptores endocrinos al calentarlos al microondas. Por tanto, salvo que el recipiente esté etiquetado como apto para el microondas, lo aconsejable es pasar el alimento que se quiera calentar a otro de cristal o de loza.

 

¿Qué podemos meter y qué no en el microondas? 5

     Botellines de agua, bandejas, películas-film…, envases de alimentos precocinados o cocinados… etc. si se calientan corren el riesgo de descomposición del plástico que los recubre y la formación de sustancias indeseables como las dioxinas y otros tóxicos que pueden migrar al alimento.
     Según el catedrático Nicolás Olea (Médico, investigador de la Universidad de Granada): A las administraciones les cuesta mucho poner a un producto químico la etiqueta de tóxico para la reproducción o disruptor endocrino”: El profesor Olea, ya hablaba de los peligros de los plásticos en 2013, como podemos ver en estos vídeos: Peligros de los plásticos en la salud, “No usar botellas de plástico ni calentar plásticos en microondas”. En este último, señala que no se utilice ningún tipo de plástico y mucho menos se calienten en microondas.
     Asimismo, el profesor Jesús Rodríguez Huertas, catedrático de Fisiología y director del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos de la Universidad de Granada, «Los plásticos con el número 7 en su parte inferior pueden contener Bisfenol A (BPA)”, que conviene evitarlos por su toxicidad. “Hoy por hoy no hay polímeros perfectos que aguanten potencias elevadas del microondas. Por ello hay que limitarlo a calentar los alimentos a baja potencia.
     No olvidemos que los plásticos tienen un enorme impacto ambiental y están generando graves problemas para la salud de animales y humanos, siendo una gran amenaza para la biodiversidad, por lo que el mejor plástico para los alimentos es el que no se usa.

¿Por qué los fabricantes de microondas recomiendan meter en los vasos con líquido a calentar una cuchara, aunque sea metálica?

     Los modernos microondas recomiendan calentar un vaso de líquido con una cuchara dentro, aunque sea metálica. Esta afirmación nos sorprende, máxime cuando siempre se nos ha dicho que no se puede meter ningún objeto metálico en el microondas. Sin embargo, esta es la excepción que confirma la regla, ya que al introducir la cuchara en la taza nos puede salvar de un infrecuente pero posible accidente que genera serias quemaduras.

¿Qué podemos meter y qué no en el microondas? 6

     Según el catedrático de Física Aplicada de la Universidad de Murcia, Rafael García Molina, «conviene poner una cuchara para evitar lo que se llama sobrecalentamiento, en el que el líquido ha superado la temperatura de ebullición en el microondas pero no ha llegado a hervir». Cuando el té, leche o agua han sobrepasado los 100 °C pero no lo parece, porque no hay ni rastro de las burbujas, resulta muy peligroso porque al sacar el recipiente del microondas podemos provocar que rompa a hervir súbitamente y salte a la cara o resto del cuerpo. Basta un golpecito al poner la taza sobre la mesa, echar azúcar al café o introducir una bolsita de té para perturbar el inestable estado del líquido sobrecalentado».
     Además debemos dejar una separación de 2 cm entre la cuchara y las paredes o puerta del microondas, para evitar que se produzcan chispas que dañen el electrodoméstico, según las instrucciones de la web de Bosch. También avisa de que la cucharita «es el único elemento metálico que debemos introducir dentro”.
     OJO: Cucharas sí, tenedores jamás: Lo ideal es que la cuchara sea de un material rugoso como la madera, ya que así su superficie contendrá más aire y evitará el sobrecalentamiento. Pero las cucharas metálicas también valen. Sin embargo, no podemos usar tenedores porque sus puntas actúan como si fueran pararrayos, y soltarían chispas, según comenta el profesor García Molina.

Algunas referencias bibliográficas:

Gómez, Á., 2020, “¿Es seguro utilizar plásticos en el microondas? Te expones a esto”, Diario “El Confidencial”, 9-6-2020.
Sánchez, F., 2019, “Las cosas que puedes meter en el microondas (y las que no: cuidado)”, Diario “El Confidencial”, 4-10-2019.
Sanoja, M. y Masa, A., 2019, “Por qué los fabricantes de microondas recomiendan meter dentro una cuchara (y vale que sea metálica)”, Diario “El País”, 12-9-2019.
Zamorano, E., 2019, “Las 9 cosas que nunca deberías meter dentro de un microondas”; Diario “El Confidencial”, 29-4-2019.

 

© Cayetano Gutiérrez Pérez
(Catedrático Física y Química, Divulgador Científico, Escritor, y Conferenciante)
(disfrutalaciencia@gmail.com, @disfrutalacienc)

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies